Mi columna en La Comarca. 

            “Se coge antes a un mentiroso que a un cojo”, y en este trienio negro que estamos padeciendo, de la mano del peor presidente del gobierno de la historia, sólo hay que revisar sus promesas (incumplidas) y los consiguientes “logros” ¿Recuerdan?

-      El 14 de marzo de 2010 “La subida del IVA es el sablazo que el mal gobernante le pega a sus compatriotas”.

-      Septiembre de 2011 “Quiero dejarlo muy claro para que nadie se llame a engaño. Nos vamos a oponer a cualquier subida de impuestos. Subir los impuestos hoy significa más paro y más recesión y darle un vuelta de tuerca más a la maltrecha economía de las familias y las empresas”.

-      4 de noviembre de 2011, entrevista en ABC “le meteré la tijera a todo, menos a las pensiones, la Sanidad y la Educación”.  “No pienso dar un solo euro de dinero público a la banca”, en fin. También dijo “Yo lo que no llevo en mi programa, no lo hago”, esta es gloriosa.

-      En su debate de investidura prometió”Decir siempre la verdad, aunque duela, sin adornos y sin excusas: llamar al pan, pan, y al vino, vino”. También sabemos que manifestó su oposición al copago, a la amnistía fiscal, etc.

Tres años que nos dejan innumerables mentiras, la tasa de paro más alta de nuestra historia (23,67% y 648.200 empleos destruidos), un PIB más bajo, la pobreza que no deja de crecer, el mismo déficit, la deuda pública más alta que nunca (97,5% del PIB), tres años amparando la corrupción; tres años viendo marchar a los jóvenes, viendo como se pierde la esperanza. Tres años de empobrecimiento, de pérdida de derechos; tres años de andadura desastrosa, que será difícil recuperar, y que se adereza con el problema catalán, que el presidente más incapaz de todos los tiempos, ha convertido en un laberinto sin salida. 

Y Aragón a la cola, como siempre, sin voz, sin inversiones, sin horizonte, sin proyectos. Pueblos desamparados, escuelas y consultorios cerrados, más paro, menos servicios y ayudas, una miserable obra pública…ese el legado de Rajoy, con todas sus sombras y todos sus lodos.