Día de resaca, de análisis postelectoral. Día en el que analizamos los resultados. Lo haré a escala local, nacional y estatal. 

En el ámbito alcorisano y aragonés la realidad es la misma. CHA ha subido con relación a las elecciones de 2009, mejora el porcentaje ligeramente; la aventura de concurrir con ERC no funcionó entonces, porque la idiosincrasia aragonesa no casa bien con ciertos partidos catalanes, sin que ello suponga un menosprecio o menoscabo a los mismos, sólo que los objetivos son diferentes, y los modos también.

Personalmente y en lo que a Alcorisa respecta, no me satisfacen los resultados, por mucho que se haya crecido. Hay que decir que esta ha sido una campaña con casi nula movilización, en la que se ha palpado el desanimo de muchos compañer@s y amig@s; a buen seguro que podíamos haber hecho algo más, siempre puede hacerse, pero quizás ha faltado el estímulo necesario.

La gente que ha votado a izquierdas ha buscado fórmulas alternativas, y PODEMOS con el influjo de Pablo Iglesias, ha sido un lugar de encuentro para esa ciudadanía descontenta. Ni me sorprende, ni me molesta, es más, me parece muy interesante el fenómeno, si bien habrá que ver como se gestiona el mesianismo de su líder, y  sobre que base se asienta el proyecto, que tarde o temprano, acabará por reglamentarse. 

Creo que CHA acertó al sumarse al proyecto de la Primavera Europea con EQUO y Compromís; creo que fue una buena elección, y personalmente en el momento actual, el ecosocialismo es una idea que me seduce mucho; unirlo a un hecho nacional, a un sentimiento nacionalista es una buena fórmula; el discutir y proponer un modelo de futuro y de desarrollo, asentado sobre una base ideológica ecologista y socialista, y con el nacionalismo como telón, me encanta. Ergo, estoy muy cómodo en esta coalición.

Con la cobertura mediática dada a la Primavera Europea, el resultado es bueno; ante la falta de ese líder televisivo, o el apoyo de los media, ha sido muy importante sacar este resultado; en Europa el bloque verde suma hasta ser la 3ª fuerza del Europarlamento. Es importante gozar de una voz. 

CHA deber analizar profundamente estos resultados, y no dejarse llevar por el entusiasmo, ni por el triunfalismo que subyace a la consecución de un eurodiputado. El hecho es que nos han adelantado por la izquierda, y mucho. NI se puede desoír el mensaje, ni se puede omitir una realidad; guste o no guste, y sin diluir, ni desdibujar los proyectos políticos, la suma de esfuerzos da resultados. La Izquierda Plural y la Primavera Europea así lo evidencian; PODEMOS es el colofón a ese descontento; las próximas citas electorales, obligan a un sano ejercicio de reflexión, de diálogo y de evidente pragmatismo. No se trata de salvar nada, se trata de cambiarlo todo. Y cuando de cambiar y remover las bases del modelo/sistema se trata, una mayoría social descontenta, ha optado por fórmulas nuevas y frescas (PODEMOS), frente a los partidos tradicionales. Antaño CHA fue esa fuerza nueva e ilusionante capaz de canalizar todo el descontento; hoy no se nos percibe del mismo modo, y debemos proseguir en el análisis y en la autocrítica.  La autocomplacencia conduce al hostión electoral, sin más. 

Y no omitamos el hecho de la abstención, de la legitimidad que otorga el no llegar al 50% de participación, o al hecho de que cn partido como eñ PP con el 11,51% de los votos totales del censo pueda seguir haciendo lo que hace en el gobierno. 

Finalmente felicitar a Ángela Labordeta, a Miguel Martínez, a Mª José Perez  y a toda la gente que ha participado de esta campaña. El esfuerzo ha valido la pena; ahora confío en que se abra la puerta, es la hora de un nuevo sueño para la izquierda. SUMEMOS