Aprovecho mi blog para precisar alguna cuestión a propósito de la Agenda Cultural y Deportiva, que cada viernes llegaba a un gran número de alcorisanos y alcorisanas, para dar cuenta de los eventos previstos el fin de semana en cultura y deportes.

Aquella fue una apuesta y una idea personal; comencé acopiando todos los e-mails posibles, los de mi lista de contactos, los que indirectamente llegaban a mis manos, los que conocía del Ayuntamiento...y poco a poco la lista de forma artesanal se fue engrosando (previa solicitud de autorización). Cada jueves compilaba las informaciones, buscaba en la web de la Federación Aragonesa de Fútbol el calendario del Alcorisa Fútbol Sala, porque los únicos que en todo el tiempo me mandaron puntualmente información sobre el calendario fueron los del C.D ALcorisa y Onda Balcei. El resto de programación la buscaba yo, incluso los Juegos Escolares a través de la Comarca, y el resto salía estando al tanto de los carteles, o de lo que había anotado en los Consejos Sectoriales de Cultura, pregones, llamadas...

En dos ocasiones la remitieron desde el Ayuntamiento, por problemas en mi servidor. Recuerdo que llegué a hacerla desde el País de Gales. Pero siempre, siempre, la hice yo, y pueden creer que llevaba su tiempo. 

La víspera de las elecciones municipales, dejé de enviar la agenda; no quería que nadie malinterpretase aquel servicio. Y desde eso momento el tiempo comenzó a contar, y pasados 3 meses desde aquel día 19 de mayo, y en cumplimiento de lo que dicta la ley de protección de datos, el listado de correos electrónicos ya no podía utilizarse; y sé perfectamente de lo que hablo, porque tenía una experiencia muy reciente con ese asunto.

En el último Consejo Sectorial de Cultura, poco menos que se insinuó que no quería colaborar con la Agenda. Y por ahí no voy a pasar. Nada más lejos de la realidad; lo que no quería, ni quiero es incumplir la ley. Estos días me han llegado comentarios, ante la reactivación del servicio el pasado viernes 7 de octubre, de que la culpa de no haber reanudado antes la agenda era mía. Y eso no es así, ni mucho menos; si todos los concejales del equipo de gobierno suman esfuerzos, suman sus direcciones de correo electrónico, volverán a disponer de una base sobre la que ir trabajando, lo mismo que hice yo en su día. También diré que el miércoles 5 remití un correo electrónico con unas 200 direcciones a la alcaldía de nuestra localidad, y ello aún pudiendo contravenir la ley. El resto de direcciones quedan bajo el amparo de Ley de Protección de Datos, que no el mío. 

Me arrogo la propiedad intelectual de aquella idea, de ese servicio...y lo hago porque fui su ideólogo, su autor y su responsable durante 18 meses, en los que esa agenda dio la vuelta a nuestro pequeño mundo, con escasa colaboración, pero hecha con cariño y mucho empeño. Esa es la verdad, y en adelante comenzaremos a dar cuenta de otras muchas. Empiezo a estar bastante cansado de ciertas actitudes, y no las voy a pasar.