Quiero desearos a todos los lectores de este blog, y a todas las gentes de esta Tierra Noble, lo mejor para el 2013 al que damos comienzo. Que 2013 sea un buen año depende en alguna medida de nosotros, de que volvamos la mirada a lo bajoaragonés, a lo turolense, de que seamos solidarios con nosotros mismos. Dependerá de que no nos resignemos ni reblemos, de que sigamos sumergidos por las mareas que recorren nuestras calles, de que nos rebelemos contra los causantes de esta crisis. Ya está bien de que nos tomen el pelo, de que se nos rían.
El Bajo Aragón y sus gentes han demostrado ser una tierra solidaria, y eso es motivo de orgullo. No consintamos que nos pisoteen en nuestros derechos; hagamos una oposición activa a los causantes de todo esto. Hemos sido parte y sentido la marea negra en defensa del carbón como alternativa; la marea verde por la educación pública y la escuela rural, la blanca por la sanidad pública y en contra de cualquier privatización. Se han manifestado las entidades locales menores, lo hemos hecho en huelgas generales contra los recortes, la reforma laboral, hemos estado en la calle por defender lo nuestro. Y hemos apoyado y seguimos apoyando a quienes se llevan la peor parte de todo esto.
Nos queda el orgullo de seguir manteniendo la convicción y la dignidad. Eso no nos lo quitan quienes nos malgobiernan, quienes quieren zarandearnos con la excusa de la Crisis para vendernos al mejor postor. Hay cosas con las que no se juega, y las gentes del IES de Valderrobres, los mineros y las mujeres del carbón, los maestros, padres y alumnos de la Iron CRA , los trabajadores de Paradores son buena prueba de ello. Sobran los ejemplos, sobran los motivos.
En nuestros emprendedores, en el pequeño comercio, en los autónomos, en la hostelería, en la agricultura y ganadería de aquí, en nosotros está el futuro. En nuestros hijos, en los jóvenes el estímulo. FELIZ 2013