Dejo la columna de La Comarca, en fin.... 

             El donde dije dijo….es la máxima que puede definir la gestión del gobierno de Rajoy. Un despropósito sembrado de mentiras y un insulto a la inteligencia de la gente. En 120 días ha llegado a hacer lo contrario de lo que decía que haría hasta en dos ocasiones. Eso sí, incumpliendo su programa electoral, y mintiendo a los ciudadanos, no se ha movido un ápice de su extremismo ideológico conservador. En España no hace falta la extrema derecha, sus seguidores se sienten colmados con medidas como la de retirar la tarjeta sanitaria a los inmigrantes no empadronados, que locura es esta. La iglesia mantiene sus privilegios, y permanece ajena a cualquier tipo de recortes, aún más, sale privilegiada por un modelo educativo que alienta al sector privado.

            En un rápido balance de estos 120 días de insidias y cacicadas vemos como desaparece el principio de sanidad universal, como la escuela pública se va a pique, como duplican y mucho más las tasas universitarias. Un gobierno este que se carga de un plumazo la investigación, que impone el pago del transporte sanitario, aumenta el copago farmacéutico y a cambio impulsa una amnistía fiscal a los defraudadores.

            Y nada de subir los impuestos a los ricos, de traer a las tropas de Afganistán y evitar esos 500 millones de € de gasto anual, de perseguir el fraude fiscal, de recortar privilegios a la iglesia. La solución pasa por abaratar el despido, amontonarnos en clase, cerrar escuelas, hacer que se trabaje más por menos, permitir que sólo puedan estudiar los ricos, apagar las luces, cargarse las becas, las ayudas a la investigación, pagar por las prótesis…y todo ello sin que los mercados se vean satisfechos. Y para que además nos creamos que con el PP vamos a vivir mejor, nos cargamos el modelo de RTVE para que la televisión pública no cuente estas cosas, que como somos jilipollas, al final nos podemos cabrear….pero lo que es seguro, seguro, es que así no salimos de la crisis, y que aquí siempre pagan los mismos.