Pues aquí estamos pasando el verano, o lo que se aproxima, porque de calor, lo que se dice calor, no andamos sobrados. De momento todo en calma, hay cosas que motivan más que otras, gestos que se agradecen, otros que cabrean. 

Yo de momento voy madurando ideas, ya llegará el otoño y estaremos a pleno rendimiento. La semana pasada tuve unos días de descanso, había avisado con tiempo en el Ayuntamiento advirtiendo que no iba a estar. Hubo pleno, y eso que se sabía, y que nada obligaba a no poder celebrarlo ayer, o el próximo jueves, como tocaba por su condición ordinaria. Únicamente un punto debía aprovarse antes, uno de 12. Desgraciadamente y en mi condición de miembro de la oposición, mi petición de aplazamiento por una semana no fue tenida en cuenta. Tampoco obtuve respuesta a mi solicitud escrita, ni palabra alguna al respecto. No hubo explicaciones, nada. Tal vez las esperaba, pero por otro lado desperté a la realidad. Estamos dónde hemos querido estar, en el lugar en el que queremos, y desde allí vamos a ser la oposición que Alcorisa necesita.

Ayer tuvimos la primera sectorial de cultura, no fue el momento más divertido del día ni mucho menos. Se pudo constatar que uno había dejado todos los deberes hechos hasta fin de año; y por supuesto que había más cosas, más ideas, propuestas de gestión, de desarrollo y de dinamización, que han quedado en el archivo. Pero eso ya queda en manos del gobierno, no les vamos a hacer más trabajo, las ideas son propiedad intelectual del que suscribe, y ni las dejo, ni las digo.

Lo mejor fue constatar que ha llegado la hora de afrontar la cruda realidad, lo malo es que es mucho más fácil hacerlo tras las elecciones. Ahora no hay problema en suprimir privilegios, en tratar de meter en cintura a determinados colectivos/asociaciones, que en ocasiones abusan de ciertos privilegios. Ahora ya se puede decir con tranquilidad que se rebajan las subvenciones y esas cosas: Antes lo que se decía es que se habían pagado (lo decían, que a mi no se me informaba, yo solo daba la cara). Será interesante ver como evoluciona todo esto, de momento tenemos muy claro cuales son las recetas, ahora sólo hace falta valentía y decisión para aplicarlas. Estaremos observando.