20100510125716-mediamaratonzaragoza2010-315.jpg

  El 9 de mayo además de celebrarse el Día de Europa, se celebró la Media Maratón Ciudad de Zaragoza. Se trata de una de esas pruebas que me apetecá disputar, y hacerlo en compañía de mis amigos Fondistas. Así que a las 7 de la mañana partimos camino de la capital del reino, dispuestos a disfrutar de nuestro deporte favorito. Se vivía un ambientazo de gala, más de 1900 atletas con ganas de tomar las calles de Zaragoza. Reconozco que impresiona el empezar una prueba en la que necesitas más de 3 kilómetros para empezar a correr con algo de anchura y comodidad.

  Se esperaba lluvia, pero lo que hubo fue mucha humedad y bastante calor para mi gusto.

  En la línea de salida, Carlos Gasión, Ignacio Hernández, Armando Pérez, Daniel Millera, Enrique Espallargas, Miguel Ángel Royo y un servidor. Carlos marchó con los de cabeza, y el resto salimos juntos, pero a los 3 kilómetros se hizo la selección natural. Daniel, Miguel Ángel y yo, decidimos seguir a nuestro ritmo, y en el kilómetro 6 nos dejó Miguel Ángel. Por aquel entonces la cabeza ya nos sacaba 4 kilómetros de ventaja, hay que ver como vuelan los africanos. Con Daniel fuimos a un ritmo cómodo, saludando a la gente, disfrutando del ambiente y charrando.

  En la segunda vuelta subimos algo el ritmo, pero ya vimos que el objetivo de bajar de 1.50 se hacía imposible. Se nota un invierno con muy pocos entrenos, el tiempo no nos ha dado tregua y hemos salido muy poco. Estábamos bien para una 10 k, pero algo cortos para la media. En el kilómetro 18 viendo que me sentía fuerte y que no quería hacer más de 1.54 apreté, y lo cierto es que me salió bien, baje de 4.40 el kilómetro, di caza a bastantes atletas, y entré muy fuerte en meta, mucho más entero que en la 10 k, y  recuperando muy pronto, por lo que sé que pude haber hecho un mejor tiempo. Lo dejamos para otro día con más preparación, pero esta es una de esas pruebas que señalaremos en el calendario.

  Al final acabé el 1326, sobre un total de 1907 inscritos. Oficialmente quedé a 5 segundos de mi marca, aunque creo que los 3 primeros kilómetros con tantas apreturas, jugaron en nuestra contra a la hora de bajar el crono.

   Mis compañeros estuvieron pletóricos todos ellos, y es que aunque algunos acabasen con peor tiempo que el mío, hay que tener en cuenta lo cortos que íbamos de preparación, y el hecho de haber salido 2 veces en 15 días. En fin que todo cuenta, pero que yo me sigo quitando el sombrero ante todos, por permitirme disfrutar de este deporte, por animarme a seguir adelante y porque por encima de todo lo disfrutamos y lo pasamos pero que muy bien.

   Lo mejor de todo la compañía, el gustazo de volver a hacer una muesca más en nuestras zapatillas, el conocer otro escenario, y el disfrutarlo con los amigos. Recorrer las calles Zaragoza paseando el nombre de ALCORISA FONDISTAS, sentirte libre en aquel asfalto, el tramo de la Plaza del Pilar, de Calle Alfonso, Independencia, un lujazo, además del ambiente que se vivía. Pensé en Lorién en muchas ocasiones, y en Natalia que tanto me anima y me consiente para que disfrute de esta pasión más a menudo de lo que debiera. Es a ellos a quienes les dedicó cada una de mis carreras, cada vez que cruzo una línea de meta, porque son mi aliento y mi mayor orgullo. Os quiero.