20070227092747-images.jpg

Copio y comento desde la noticia que hoy publica El Periódico de Aragón, y en la que se comenta el informe sobre las comarcas que ayer se encargo de presentar Biel. Desde luego que la presentación se hizo desde la autocomplacencia, sin la menor autocrítica, y sin atender a lo que realmente opina, en muchos lugares la ciudadanía.

La comarcalización --la división administrativa de Aragón en 33 comarcas y que se ha consolidado en estos últimos 4 años-- han supuesto en esta legislatura un coste de casi 420 millones de euros, 52 de ellos gracias al Fondo de Cohesión Comarcal. Esta es la cantidad destinada por el Gobierno de Aragón, a través del Departamento de Presidencia y Relaciones Institucionales, para consolidar el inicio de esta división administrativa, que ha supuesto la creación de 1.600 puestos de trabajo directos y que tiene una ejecución de gasto público de cerca de 120 millones de euros.  

Opino, y creo que estoy legitimado para ello, que la Comarcalización no conoce extremos, o es un éxito, o es un fracaso. Pues bien,  entiendo que en muchos casos ha fracasado (Igual que no puedo dejar de reconocer que en comarcas como Andorra, donde hay un gran consenso o el Maestrazgo, donde es fundamental, funciona muy bien), no creo que en esencia se vertebre el territorio con comarcas de 7 pueblos (Bajo Martín), ni mucho menos, pero....no creo que gestionar el presupuesto que se les ha atribuido, se pueda considerar suficiente, sobre todo si se tiene en cuenta que no existen criterios lógicos, de reparto por superficie o habitante, que unos reciben 700 € por habitante, y otros se han de conformar con 120€. No es justo, y eso lo saben, lo sabe el PAR, que reclama a su presidente que transfiera más dotación, que no la congele en 3 años en los que ni siquiera ha subido el IPC, y la vida no ha dejado de subir, y todo ello a costa de mermar servicios.  

Ya hablé en otro post de lo que opino sobre la Comarca del Bajo Aragón. Pero de fondo, lo que no se puede vender como un éxito es que la gente se lo crea, la gente sienta y viva el proyecto de las comarcas, porque la opinión mayoritaria de la calle no va por ahí, y también lo saben, el caso es que no lo quieren oír. Estoy de acuerdo en lo de los 1.600 puestos directos, muchos de ellos ya sabemos todos a quienes han ido a parar, y a partir del 27 de mayo, o antes más bien, veremos como esos nombres aparecen en las listas electorales de Biel. Así concebidas, las comarcas además de vertebrar el territorio, han logrado vertebrar el PARtido. Un éxito Sr. Biel, un éxito.