Mi última opinión antes de las elecciones en www.lacomarca.net 

   Se puede decir que ya se termina la campaña electoral; hace 4 años asistíamos expectantes al nacimiento del 15-M. Las voces del inconformismo han alumbrado nuevos proyectos, han transformado a algunos de los existentes y han dejado al descubierto las miserias de los que no aceptan que hay mucho que cambiar. Hace 4 años me hacía las mismas preguntas, ¿Con qué argumentos pueden rebatir el desencanto, quienes se pasean con su flota de coches oficiales, haciendo campaña para perpetuarse en sus privilegios? ¿Qué pretenden quienes han predicado la austeridad y el sacrificio,  y lo han aplicado sobre los más débiles? ¿Cómo se puede predicar la honestidad, y al tiempo dar amparo a los corruptos en sus listas y en las instituciones? ¿Qué credibilidad pueden tener aquellos que conciben la política como un negocio al servicio de intereses personales y partidistas? No tienen respuestas, no las hay, pero aún con todo ahí siguen.  

   A la vista del número de indecisos que revelan las encuestas, la del sábado será una jornada de reflexión decisiva. Al ciudadano normal no le atemoriza el cambio,  le da pánico el desempleo, la precariedad laboral y los desahucios. Confío en que el lunes haya una mayoría de izquierdas que pueda impulsar la transformación de este país. Una mayoría con CHA, con Aragón por bandera. Llega el fin del bipartidismo, del bisagrismo y de las alternancias. Con la pluralidad ganamos todos; deseo que sigan confiando en gente como la que da la cara por CHA; gente normal como Santi Sedeño, Iñaki Belanche, Paco Espada, Marco Negredo, Javier Carbo, Adolfo Villanueva y tantos otros que sólo aspiran a trabajar por esta tierra y no a un cargo. Querer un hospital 100% público, una escuela y una sanidad dignas y públicas, apostar por un modelo de desarrollo diferente. Honestos, coherentes y muy honrados, los chunteros Somos Aragón, Somos Como Tú.