Mi opinión de La Comarca. 

            Lo de privatiza que algo queda lo digo con el anhelo de que efectivamente así sea. Tengo la sensación que de aquí a un par de años, de lo que fue el Estado Español quedará poco más que el nombre. El resto, las estructuras, los pilares que lo han sostenido, que hemos pagado todos con el paso de los años, se convertirán en un recuerdo, para poner de manifiesto aquello de que cualquier tiempo pasado fue mejor.

            El insulto a nuestra inteligencia con el pretendido saneamiento de la red de Paradores, ni siquiera oculta el indisimulado deseo de privatizar lo que ha sido y es parte del patrimonio de todos. El pretender que la privatización de la sanidad es un buen negocio para los usuarios, se topa afortunadamente con la respuesta de un colectivo de profesionales que se niega a tolerar tamaño despropósito; pero ahora toca pagar la gasolina para asistir a las terapias, y me veo con el tuper y las sábanas de casa en el hospital.  

            Lo mismo sucede con los jueces, el hacer del derecho a la justicia universal un privilegio para quienes se lo puedan permitir, ha logrado unificar a todos los colectivos de jueces (tan acostumbrados a la disputa interna), de fiscales y a la abogacía. El Ministro Gallardón, tan falso en su gestión, como en su pretendida condición de “progresista” ha logrado lo que parecía imposible.

            Todo parece ser que está en venta, de lo poco que dejo Aznar, que puso en manos de sus amigos todas las joyas de la Corona del Estado, las eléctricas que hoy nos cobran la luz más cara de Europa, las petroleras que hacen lo mismo...Iberia a punto de desaparecer...Hoy en aquellos consejos de administración se sientan buena parte de los que privatizaron lo público. El impúdico deseo de hacer algo parecido con la enseñanza, con el empleo, con todo...pone de manifiesto que nos gestionan como a una empresa con el único deseo de socializar unas pérdidas, y privatizar pingues beneficios. Yo me niego. Es hora de rebelarse.