He meditado mucho lo que quería decir sobre el pleno del pasado martes 7 de agosto. Podéis saber más sobre como se desarrollo en el Blog de CHA-Alcorisa. Pero diré que me sentí profundamente decepcionado en lo político y muy dolido.  

     Me duele como ciudadano y como político el ver que no sabemos estar a la altura. Que seguimos erre que erre, incurriendo en los mismos errores, que no sabemos o no nos atrevemos a cambiar, y ya me canso. 

       A las propuestas que formulo se responde con críticas personales, incluso con el menosprecio, de quien reivindica su resultado electoral y su respaldo en las urnas y lo compara con el nuestro. Esas formas que tanto critican en otros lugares, las usan en Alcorisa. Desacreditar el trabajo de un concejal, las propuestas, y hacerlo con según que tono, es algo que no me esperaba. Tengo muy claro que yo no hablo, ni me muevo por un interés y un posicionamiento propio, sino que es compartido y reflexionado con mis compañer@s. Yo no me dirijo a nadie en su condición personal, sino en la política, y siempre desde el respeto y desde la coherencia. La gente que nos votó, nos voto precisamente por eso, los demás ya sabemos lo que van a hacer. Pero a lo que no me acostumbro es a las alusiones personales, que ya son reiteradas; de querer entrar en ese juego me sobrarían los argumentos, pero no lo haré, no soy así. 

       El argumento de que yo gobierno y tu no, me parece vacío y trasnochado. Cada propuesta que hacemos la motivamos; pedir que el Fondo de Solidaridad compense lo que se detrae de las ONGs es lo más razonable, sobre todo porque está en el presupuesto. Pedir que lo que se detrae de los concejales se destine a personal, y sugiramos que al de la guardería, dada la situación, es una política de izquierdas, es coherencia. Pedir que se revisen los criterios de las Subvenciones, que a todas se las "juzgue" con las mismas reglas; indagar e informarse antes de opinar y proponer es lo más lógico. 

       No es de izquierdas, no es obrero salvar una subvención con un reparo de intervención para una Asociación Local, pero no hacerlo para las ONGs, que han padecido lo mismo. Y no lo es, sobre todo en estos tiempos. 

          No pagar a los trabajadores cuando llevamos 10 días del mes de agosto, porque no tienen claro como hacer las nóminas, es lo mismo que alentar las huelgas cuando no dejas de cobrar todos los meses...."muy de izquierdas". 

         Somos una voz inconformista, pero que critica y argumenta, que lo hace con fundamentos, con alternativas. Pedir que en lugar de intervenir en la plaza Bienvenida Argensola del paseo, se haga en el patio del colegio es razonable, es lógico y es de izquierdas. Nadie ha abierto un debate sobre lo que hacer con esa plaza, nadie insisto, pero 10 años llevan en el colegio reclamando una intervención en el patio. Claro que allí se ve menos. 

          Sabemos que las formas no son las mejores, que hay quejas, que la política en materia de personal es manifiestamente mejorable; constatamos que no siempre existe voluntad de diálogo, que hay una política de hechos consumados, y que este Ayuntamiento no está dando la talla. Secunda una huelga, cerrando unas instalaciones municipales, pero en cambio no es capaz de buscar una fórmula que permita pagar a los trabajadores a los que les quitan su paga extra. 

          Dicen que por sus obras los conoceréis, y la realidad es que tenemos un pleno profesionalizado, pero que no da la talla; no está a la altura que demandan los ciudadanos, y yo también asumo mi parte de culpa. Y no juzgaré a la parte por el todo, que excepciones las hay y muy honrosas entre mis compañeros concejales, que demuestran tener una gran talla moral, y un interés manifiesto por nuestro pueblo. Otros desde luego, no tanto. 

            Y para acabar diré que me siento orgulloso y legitimado, para seguir elevando propuestas, ideas, y hacerlo desde la coherencia de quien se siente un hombre de izquierdas y un socialista, un hombre sincero, que dice las verdades y que está muy orgulloso de militar en CHA.