No puedo llegar a entender, como hay gente que aplaude lo de la supresión de un 30% de los concejales, que anunció Rajoy en el fatídico 11 de julio de 2012. 

   ¿Cómo es posible que se pueda perpetrar tal atentado a las libertades democráticas? ¿Cómo es posible tolerar tanto silencio cómplice? Y cómo puede haber concejales que lo aplaudan. 

    Los Ayuntamientos son la primera de las referencias para el ciudadano, la administración de proximidad, la más importante y cercana. En el medio rural son básicos, sostienen el territorio, atienden las necesidades inmediatas, y son gestionados por ciudadanos, no por políticos. Por supuesto los sueldos, los asesores, eso son despropósitos inconcebibles. Más sentido tendría derogar la Ley de Grandes Capitales, esa que permite nombrar altos cargos a dedo y seguir grabando las arcas públicas. Más les valdría legislar para evitar que cada uno de los concejales del Ayuntamiento de Madrid dispusiese de coche oficial, asesores, chófer...eso sí que es un despropósito, porque con su presupuesto vivirían con holgura todos los pueblos de Teruel y sobraría. Y seguramente ellos necesitan llenar un Bernabeu para poder tomar el acta de concejal, pero también es seguro que nunca cogerán el teléfono de su casa, ni abrirán la puerta a un vecino, para atender una queja o solventar un problema. Y créanme, que eso no se paga con dinero. 

     Entendería como una medida muy lógica el que se limitasen las retribuciones, que se estableciese un baremo máximo, pero nada más. Y por supuesto me manifiesto absolutamente en contra de las Diputaciones, que en lugar de ser eliminadas, como desde partidos como CHA se pide (Hasta Rubalcaba lo insinuó), se apuesta por reforzarlas; siendo como son una Institución gravosa, y caduca, a cuyos representantes no eligen los ciudadanos, si no los partidos. Perderemos capacidad de elegir a nuestros representantes más cercanos, y nos impondrán a los "Gobernadores Civiles", en un golpe bestial a la democracia. Además de alentar el bipartidismo como modelo, condenando a las voces más pequeñas a desaparecer, y atentando contra la pluralidad, se nos recortan nuestros derechos democráticos más esenciales, y eso no obedece al ahorro, eso es ideología pura y dura, de la de derechas de toda la vida, y no creo que emane de Bruselas.  

  P.D.

        Soy concejal del Ayuntamiento de Alcorisa, presido la comisión de Medio Ambiente y percibo a cambio 150,00 € al mes.