Leo con cautela las cosas que leo en la prensa. Leo con desilusión que las cosas parece que no van a cambiar en los próximos tiempos. Leo que las promesas se quedan en nada, y que esto sigue siendo un intercambio de cromos en el que se mercadea con puestos, con reconocimientos, con direcciones generales.

La verdad es que me siento tranquilo porque yo no soy cómplice de nada de eso, porque en nuestro caso nos hemos mantenido en el sitio en el que debíamos de estar. No hace falta más. 

Compruebo con satisfacción como algun@s de los que llevaban años chupando de la borrega pública, ahora se tienen que buscar las judias. No sé yo, si después de toda una vida viviendo de ese cuento ahora sabrán dónde encontrarlas. Me alegro de que muchos de esos "fontaneros" infames que rondan nuestras comarcas aragonesas, se vayan directamente a la cola del INAEM; me alegro porque han estado más pendientes en procurarse su sustento político, que de resolver los problemas del país. A ver si acabamos con esa pléyade de asesores, de chupópteros que pervierten el sistema y que degradan la política.

No me creo yo que el PP sea el modelo de honestidad que va a salvarnos a todos, que ahí tenemos como se las gastan en Madrid, Valencia, Murcia...como se las gastaron en Mallorca, en fin, sobran ejemplos. Pero el PSOE tampoco es el mejor ejemplo. Ni muchos menos vamos a hablar del PAR y lo que supone para este país; lo tengo muy claro. Al fin y al cabo van a seguir manejando el cotarro, es en eso en lo que se basa su modelo. Que firmen un pacto en el que se comprometen a reformar en profundidad las administraciones aragonesas...en fin, que dios los crea y ellos....ellos siempre pactan.