Facebook Twitter Google +1     Admin

Dos meses después

20090923092753-5931-109133489278-690709278-2234632-5620377-n.jpg

Ayer fue 22 de septiembre y se cumplieron dos meses desde los incendios que arrasaron Teruel. Dos meses de silencios, de frustraciones y de soberbia en algunos casos. Dejo aquí mi columna alusiva al tema en La Comarca.

          Tal vez la fecha del 22 de septiembre les diga poco a muchos de ustedes. Para algunos ni siquiera sirva como referencia la del 22 de julio. En aquella aciaga jornada, de la que el próximo martes se cumplirán dos meses, se inició la peor oleada de incendios que se recuerda por esta tierra. Es posible que muchos ya ni se acuerden. Las fiestas y sus consecuencias, las vacaciones, aturden un poco y la atención se desvía.

           Conviene que no olvidemos, y tengamos muy presente, que hace dos meses de nuestro peor desastre medioambiental y de sus funestas consecuencias, que parece ser que se dejarán sentir por mucho tiempo. Ahora que llega el tiempo de los rebollones, serán muchos los pueblos que sientan sus efectos en la economía de manera inmediata. Pero hay mucho más, porque poco queda de las promesas inmediatas, de la solidaridad, de los planes de actuación y restitución. Las vacaciones han terminado, los veraneantes se fueron, y quedan los pueblos en soledad, con sus montes y sus tierras calcinadas, con esa estampa de la desolación que a todos nos puso el alma en un puño, pero poco más. La memoria es tan selectiva y tan poco solidaria. Ahí quedan las gentes de Aliaga, La Cañadilla, Ejulve, La Zoma, Cañizar del Olivar, Montoro de Mezquita, Alloza, Los Olmos, Valdetormo, Mazaleon, Cedrillas, Mores....ahí siguen estando las cenizas y queda el clamor del silencioso olvido.

          Deberíamos de recordar cada día 22, que en un mes de julio de 2009 y durante casi una semana ardieron nuestros montes, nuestros árboles, ardieron para muchas gentes los recuerdos y el trabajo de toda una vida. Que no se olvide, que se recuerde, que se sepa lo que pasó, y como pasó. Que se sepa que el único pagano de todos los males, ha sido nuestro medio ambiente, que solo la tierra y sus gentes padecieron y padecen hoy las consecuencias. Que se sepa que en sus cenizas se purgaron y se apagaron todos los pecados por los que nadie pagará nunca. Que no se nos olvide.

23/09/2009 09:27 Ángel Hernández #. En la prensa

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: José Manuel Salvador

Gracias Angel, sobretodo por tus últimas palabras.
"Que no se olvide, que se recuerde, que se sepa lo que pasó, y como pasó. Que se sepa que el único pagano de todos los males, ha sido nuestro medio ambiente, que solo la tierra y sus gentes padecieron y padecen hoy las consecuencias. Que se sepa que en sus cenizas se purgaron y se apagaron todos los pecados por los que nadie pagará nunca. Que no se nos olvide."
Contar la realidad no es delito, aunque sea de malos políticos. Por lo menos tenemos la conciencia bien tranquila, no como otros. Salud.

Fecha: 23/09/2009 13:48.


gravatar.comAutor: Ángel

Que menos alcalde, que menos

Fecha: 25/09/2009 11:29.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Enlaces

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next