Facebook Twitter Google +1     Admin

COMUNICADO SOBRE EL PROYECTO DE NEOELECTRA

Me hago eco en este espacio del comunicado que han realizado José Luis Simón y Julia Escorihuela, y que suscriben diversos colectivos. Espero que la gente perciba estas palabras con la misma sensatez con las que han sido pronunciadas, y ojalá que ese primer encuentro mantenido entre las partes afectadas sirva para encontrar la solución, al fin y al cabo todos queremos lo mejor para Aliaga y para sus gentes. Lo que mas me duele es el silencio de algunos partidos, especialmente el mío, manda narices que no se hay mostrado ningín interés por todo esto, que poco se deben acordar algunos de aquellas lejanas movilizaciones contra la piscifactoria. Se trata de saber, de conocer la realidad, no de emitir juicios preconcebidos. En fin, allá cada cual con su conciencia.

 

Los hechos recientes acaecidos en relación con la central térmica de Neoelectra en Aliaga contienen aspectos que son sin duda de lamentar. Ante todo, si se produjese el cierre definitivo de la planta, sería lamentable la pérdida de los once puestos de trabajo. También lo es la falta de capacidad mostrada por la empresa para solventar sus deficiencias en materia de impacto medioambiental y sostenibilidad. También, la serie de contradicciones en que ha incurrido la Administración, recta en la aplicación de algunas de las normas, pero peligrosamente permisiva en otras y generosa en sus subvenciones. Negativo es el clima de crispación al que se ha llegado en el pueblo, alentado por consignas de descalificación y declaraciones de culpabilidad hacia personas que habían manifestado posturas críticas con la trayectoria de la empresa. Poco prudente nos parece la actitud de algunos cargos públicos, implicados de manera directa en manifestaciones y proclamas que en algún momento daban la impresión de exhortar al incumplimiento de la normativa legal. Lamentable, finalmente, la injusta imagen que creemos está proyectando Aliaga.

 

Los que firmamos este escrito somos personas y entidades que trabajamos por Aliaga y por Teruel. Lo hacemos por amor a nuestra tierra, por respeto a su paisaje y a sus gentes, a su historia y sus tradiciones, y por convicciones que tienen que ver con su futuro. Algunos de nosotros hemos estudiado y divulgado su patrimonio natural y cultural; hemos promovido y gestionado proyectos que buscan potenciar ese patrimonio como un recurso para su desarrollo; hemos contribuido a que la imagen de Aliaga, y en una imagen positiva y con marca de prestigio, haya comenzado a abrirse camino como reclamo turístico y ocupe ya puestos destacados en ámbitos científicos, culturales y medios de comunicación. El Parque Geológico de Aliaga fue el pivote en torno al cual se constituyó el geoparque del Maestrazgo, miembro fundador de la Red Europea de Geoparques. Numerosos congresos y reuniones científicas, actividades didácticas y miles de visitas de turistas han tenido por objeto el estudio y disfrute de  nuestro rico patrimonio geológico. Toda esta actividad ha contribuido a impulsar algunas infraestructuras hosteleras, a crear riqueza y a elevar la autoestima de Aliaga como pueblo.

 Sentimos que lo acontecido en los últimos meses malogra en alguna medida esa trayectoria y esos esfuerzos. Los que suscribimos creemos en un modelo de desarrollo verdaderamente sostenible para Aliaga y para todo Teruel, en el que el patrimonio natural y cultural sea valorado como uno de sus activos principales, y no se diluya como elemento decorativo de un territorio-erial que podemos vender a cualquier postor. Creemos que, a pesar de lo extenso y despoblado de nuestra tierra, no todo cabe en ella. No caben proyectos que se asienten en nuestro medio natural y humano sin un mínimo de respeto por él y por el ordenamiento legal que lo protege. Sí caben proyectos que se nutran de nuestros verdaderos recursos autóctonos, que los manejen de forma sostenible, que sean coherentes con nuestros modos de vida, con nuestra forma de valorar el patrimonio y de relacionarnos con el paisaje. Sí caben proyectos que nos aporten riqueza material, nos desarrollen como pueblo, nos hagan crecer como personas y nos unan y vertebren como colectividad.

 Es probable que también nosotros tengamos alguna responsabilidad en la actual situación. Quizá no hemos sabido transmitir el mensaje hacia dentro. Confiamos aún en que la tendencia pueda cambiar, en que el Ayuntamiento de Aliaga, la Plataforma Salvemos Aliaga y todos juntos reflexionemos, y creemos que la reunión mantenida hace unos días entre todos nosotros es sin duda un buen comienzo. Es necesario que reclamemos lo que creemos justo sin atacar a nadie, sin dividir a nadie, sin menospreciar la aportación de nadie, sin recrearnos en el victimismo, sin reclamar soluciones al margen de las leyes. Confiamos en que entre todos pueda encontrarse un salida a esta situación, y apelamos a la responsabilidad de los poderes públicos locales, comarcales, provinciales y de Aragón para que asuman el liderazgo que les corresponde en la búsqueda de la misma.

 Responsables del Parque Geológico de Aliaga (J.L. Simón, J. Escorihuela), Colectivo Sollavientos, L. Alcalá (Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel), Profesores del Dpto. de Geología de la Universidad de Zaragoza, Ecologistas en Acción, SEO-Birdlife, APUDEPA, Asociación para el Desarrollo de Montoro, Asociación Dinosaurio de Galve, Grupo de Naturalistas del Jiloca, L.M. Torrijo, Profesores del Dpto. de Ciencias Naturales del IES Valle del Jiloca.

24/10/2008 10:02 Ángel Hernández #. Blogs

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Manuel

Que curiosidad mas curiosa, solamente una persona de todas las de este manifiesto vive en Aliaga, el resto seguramente en sus cómodas ciudades o pueblos bien equipados con todo tipo de servicios; esto es como si viene el vecino a decirte como debes vivír en tu propia casa aunque no estés molestando a nadie.

Fecha: 24/10/2008 13:05.


gravatar.comAutor: luis

Hombre, pues en el comentario que haces tienes razón. Acostumbran a venir a darnos consejos los que no viven en el territorio, a animarnos a montar empresas los que no han montado ninguna en su vida, y a decir que la naturaleza es muy bonita los que van en 4x4 que en las ciudades se penaliza por su alto consumo.
Pero donde no tienes razón es que todos somos dueños de todo. Ni Gil es dueño de Marbella y puede hacer lo que le da la gana, ni los 300 habitantes de un pueblo de 300 habitantes pueden decidir que se pueda construir un rascacielos de 50 pisos en el municipio.
Y creo que confluyen los dos males. No es de recibo que una empresa que se presume seria no cuente con todos los papeles antes de abrir (¿se imaginan si un vecino que diera 20 puestos de trabajo abriera una macrogranja en mediao del pueblo?) ni tampoco se puede consentir de la administración mire para otro lado de una instalación durante casi 8 años y ahora se dé por enterada.
Pero sobre todo, no demonicemos a los ecologistas o a cualquier persona que sólo pida que se cumpla la ley. Encontremos entre todos soluciones y, por cierto, también, la primera, la empresa.

Fecha: 27/10/2008 14:28.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Enlaces

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next