Facebook Twitter Google +1     Admin

Myanmar

20080508103015-3327927398-80-000-muertos-labutta-e-inmediaciones-tifon-nargis.jpg

Lo acontecido estos días en Myanmar, la antigua Birmania no tiene nombre, no tiene perdón para los occidentales, para nuestros medios de comunicación, para cualquiera que aún se precie de tener un atisbo de humanidad. Lo del tifón NARGIS es una de las mayores tragedias de la Historia de la humanidad, con más de 100.000 muertos; sí, sí, 100.000 personas, mujeres, hombres, niños y niñas, ancianos, una catástrofe impresionante. Lo que el domingo eran unos centenares de desaparecidos, hoy se escapa a cualquier capacidad de comprensión, de asimilar lo acontecido.

Cuando New Orleans padeció los efectos del ERIKA, parecía como si una maldición de proporciones bíblicas se hubiese adueñado de los todopoderosos EE.UU. Todos los telediarios, periódicos, programas especiales centraron su atención en lo que allí sucedía. En cambio a día de hoy hemos estado más preocupados por el paseíllo del Barça al Madrid, por la "salud" de Andrés Pajares y por la crisis del PP, que por ese descomunal desastre. Si no nos lo dicen no nos enteraremos, y es que en este mundo en el que la información fluye al instante, no deja de ser doloroso el conocer esta triste realidad poco menos que de soslayo, como si no quisiésemos saberlo, como si apenas nos importase y nos dedicásemos a mirar a otro lado. La lentitud de reflejos, y la "diplomacia" con vicios geopolíticos tiene estas cosas. A una dictadura militar que se cebó de forma inmisericorde con los monjes budistas (justo hace un año) se la tolera, porque colabora, porque tiene a unos primos muy poderosos que son los chinos, y porque al fin y al cabo el sureste asiático es la mayor fábrica de zapatillas y ropa de marca del mundo, y eso parece que nos importa más que el arroz, que los cien mil muertos y que la inexistencia de los derechos humanos.

Pues eso es lo que tenemos, por eso habrá que hacer de la blogosfera un espacio de denuncia, una cibercomunidad solidaria, una fila cero para el apoyo y el aliento. No podemos olvidar a Myanmar, no podemos olvidar que un Tifón de nombre NARGIS ha acabado con la vida de 100.000 personas, detruido miles de viviendas, desplazado a millones de personas, sin que nadie haya hecho nada por evitarlo, ni por paliar sus efectos.  

08/05/2008 10:30 Ángel Hernández #. Blogs

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)



Enlaces

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next